VOLAR CON NIÑOS: TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA SOBREVIVIR CUALQUIER TIPO DE VUELO

LauraAVENTURAS, DESTINOS, VIAJAR CON NIÑOSLeave a Comment

vuelos con niños

Como volar embarazada o con niños de todas las edades

¡Hola a todos!

Esta semana quiero hablaros un poquito –o mucho más bien- sobre volar con niños de todas las edades.

A lo largo de nuestras aventuras con los peques hemos realizado viajes de todo tipo, cortos, largos, con escalas, sin ellas… El viaje más largo en avión han sido 24 horas Londres-Melbourne con una escala de 3 horas, pero estamos muy acostumbrados a vuelos de 12-14 horas y de 1 o 2 horas también.

Que no os de miedo volar con niños, puede ser una experiencia muy divertida y estimulante tanto para peques como para mayores!

Claves para volar sin agobios

Organización: Creo que es la clave de todo vuelo con peques, que no os pille de improvisto, habrá muchas situaciones durante el viaje que estarán fuera de vuestro alcance y se escapó a la planificación, pero todo aquello para lo que podáis estar preparados, es mejor que lo estéis. Es verdad que es muy diferente dependiendo de la edad de los niños así que vamos a dividirlo por edades, ¿que os parece?

Viaja ligero y manos libres: ¡Esto es indispensable, las vais a necesitar! Ya sea para acceder a documentos o cosas en vuestra bolsa como para acarrear niños. Yo recomiendo siempre viajar con una mochila o bolsa de pañales, si tu hijo es pequeño usar una mochila porta bebes y luego siempre llevar un bolso de mano pequeño cruzado o riñonera. En esta tendreis los documentos personales como pasaportes, billetes y esenciales que en mi caso son: toallitas, una botella pequeña de agua, dos bolsitas de crackers y 2 chupachups de emergencia (mis hijos no toman azúcar nunca excepto en ocasiones especiales) no suelo tener que usarlos, pero tener que lidiar con la facturación para un vuelo de 24 h con 2 niños puede ser largo muy estresante y traer muchos dramas consigo. Si preferís que vuestros peques no tomen nada de azúcar, podéis sustituirlo por algo que sepáis que va a mantenerlos entretenidos y contentos por un rato como emergencia.

La clave es viajar ligero y facturar lo máximo posible, es mejor una maleta o mochila grandes que 5 bultos pequeños; Es mejor facturar lo máximo posible y quedarnos solo con lo esencial durante el vuelo; Tener que moverte por el aeropuerto con más bultos de los necesarios solo va a traerte problemas. Muchas veces preferimos acarrear con una maleta de mano para no tener que pagar la facturación, pero si lo podéis evitar, ya sea facturando, reduciendo vuestro equipaje o metiéndolo en otra maleta, mejor, de verdad que hace muchísima diferencia.

Despegue y aterrizaje: Si estáis preocupados por esto y habéis oído que la presión les afecta y pueden experimentar dolor en los oídos esto es normal y he de decir que no a todos los bebés o peques les afecta de la misma forma. Un consejo que he leído en múltiples webs es que haciéndoles chupar algo (succión) ya sea biberón, pecho o chupete les ayuda a que la presión no se acumule. Para peques más mayores masticar un chicle abriendo la boca hará el mismo efecto que el de succión. A mí la verdad es que esto me ha funcionado con ambos bastante bien en general, aunque la peque siempre ha sido un poco más sensible y ha estado más incomoda a ratos. Entretenerlos con algún juguete, video o juego suele funcionar también con niños más mayores.

La mejor hora para volar y como pasar el jetlag: Aquí cada uno es diferente. Seguro que algunos de vosotros preferís volar de día mientras que otros de noche. Si nunca has volado y te estás preguntando cuál será la mejor hora hay unas cuantas cosillas a tener en cuenta.

  • Si tu peque duerme bien en cualquier sitio, igual un vuelo de noche es lo mejor.
  • Si están acostumbrados a viajar y crees que durante el día van a estar entretenidos y va a ser más llevadero a la llegada, igual para ti funciona mejor viajar de día.
  • ¿Se entretienen fácilmente con una peli, juegos o actividades? (día) ¿O van a estar trayéndote de aquí para allá durante todo el vuelo? (noche)
  • ¿Le gusta comer en cualquier parte y come de todo? Si es así de día puede que vaya mejor y disfrute de las nuevas experiencias de día.
  •  ¡No os olvidéis de tener en cuenta la hora a la que vais a llegar a vuestro destino! De eso también va a depender vuestro vuelo.
  • Muy importante;  Pensad en vosotros! y en qué creéis que vais a llevar mejor.

En general yo me guio por la siguiente regla de oro: Yo que he volado desde 30 minutos a vuelos de 24 horas me gusta llegar a mi destino a media tarde, independientemente de las horas de vuelo o el cambio horario. Eso te da tiempo para llegar a tu casa/hotel… colocar y recoger las cosas, dar un paseo de reconocimiento y cenar. después todos a la cama, los peques estarán agotados independientemente de cuánto hayan dormido en el vuelo y si la diferencia horaria es mucha, aunque se despierten a medianoche ya habréis dormido todos unas cuantas horas.

Ya me diréis qué os parece o si vosotros preferís otra cosa. Como he dicho es muy personal y depende de muchos factores. En vuelos cortos o de poca diferencia horaria, tampoco importa demasiado, pero volad siempre en horas que no vayan a interrumpir mucho la rutina de vuestros peques, por ejemplo, si se van a la cama a las 8pm no cojáis un vuelo de una hora a las 10pm por que les afectara mucho tanto ese día como el siguiente y puede afectar vuestros planes también.

Paradas: Estoy segura de que muchos de vosotros a la hora de volar os habéis encontrado con vuelos en los que tenéis al menos una parada y cambio de avión. Estas son mis recomendaciones:

–     En general si el vuelo es de más de 10 horas me gusta tener una parada. Esto ayuda a romper la rutina del avión, dar un paseo y estirar las piernas. Igual jugar un rato en algunos columpios que hay en el aeropuerto (casi todos los aeropuertos actualmente tienen) y comer algo. Por ejemplo, en un vuelo de 14 horas yo intentaría hacer uno de 9 horas que implique dormir al menos la mitad del trayecto y otro de 5 horas.

–     Siempre es recomendable que ambos vuelos sean de la misma compañía, así no tendréis que preocuparos de maletas ni de perder el segundo avión.

–     La duración de la parada para mi es importante, no queréis quedaros dando vueltas en un aeropuerto durante 6 horas. Entre 2 y 3 horas es ideal para cambiar de aires y si no, más de 10 horas para así poder coger un hotel y dormir adecuadamente.

–     Aprovechad al máximo vuestro tiempo durante esta parada, que los peques corran, jueguen, cambios de ropa, tomar un café de forma que cuando toque volver al avión estéis preparados para un rato más relajado.

Volar embarazada

Ya sabéis que no todas las compañías permiten volar hasta la misma semana de embarazo, aseguraros de que la compañía con la que voláis os permita volar y de si necesitas certificado médico para poder hacerlo. Muchas de ellas piden certificado médico a partir de la semana 30.

A la hora de escoger asiento, si es que se puede, coged pasillo, en la mayoría de los casos si no podéis escoger cuando compráis el billete podréis cambiar asiento una vez en el aeropuerto, al facturar aseguraos que cogéis pasillo, para tener facilidad de entrar y salir del asiento a placer. ¡No hay nada peor que necesitar ir al baño y encontraros en la tesitura de tener que pedir permiso a dos o tres personas y pasar por encima de ellos con vuestra barriguita!

Agua Llevad suficiente, es de conocimiento general que volar deshidrata, y estando embarazada necesitareis una cantidad extra de agua. Para vuelos cortos con una botella de 1,5 litros será suficiente, para vuelos largos, yo recomiendo una botella de 1,5 o 2 litros ya que siempre podéis pedirle a la azafata que os la llene, tener que depender de las azafatas para que os rellenen una botellita pequeña o un vaso de agua puede convertirse en algo muy tedioso ya que necesitareis aproximadamente un vaso de agua cada media/una hora. Os lo digo por experiencia, nadie quiere tener que llamar a alguien y esperar cada media hora en un vuelo de 7 horas por ejemplo…. ¡¡Eso son unas 14 veces y solo por agua!!

¡Moved las piernas! Es importantísimo, para evitar trombosis venosa profunda (TVP) que os mováis. Es recomendado que cada media hora os levantéis y deis un paseo unos 5 minutos por el avión, pasillo. Esto, no siempre  es posible y por tanto a mí me gusta combinarlo o alternarlo con hacer ejercicios de circulación en tu propio asiento. Os voy a decir un par de ejercicios que os vendrán muy bien:

–     Sentadas en vuestro mismo asiento doblar y estirar las piernas una a una hasta 10 veces. Repetir 3 veces.

–     Otro, con la pierna estirada, realizar movimientos circulares del pie, lo mismo, diez veces con cada pierna y repetir 3 veces.

–     De pie hacer sentadillas, 10 veces y tres repeticiones.

Con eso y un par de paseos por el pasillo habréis terminado. El gol sería hacer todo eso cada hora, podéis alternar, hacerlo en momentos separados o todo a la vez, como prefiráis. Por supuesto si logras dormirte en el vuelo, ¡duerme! ¡Que no te agobie pensar que tienes que hacer ejercicios. Para vuelos de más de dos horas recomiendo usar también medias de compresión hasta la rodilla, mejoraran la circulación de las piernas y evitaran coágulos.

Snacks Dependiendo de la duración del vuelo y el servicio de cáterin que ofrezca necesitaréis llevar con vosotros unas cuantas cosillas, A mí no me gusta viajar sin algo que echarse a la boca; Algo dulce y algo salado, el vuelo o la espera siempre se puede alargar y no quieres tener un bajón de azúcar o pasarlo mal porque tienes hambre. Si planificas evitareis acabar comprando algo poco saludable. Escoged fruta fresca fácil de transportar y duradera. Una manzana, unas mandarinas o un tupper con uvas siempre son buenas opciones. Salado, escoged unos frutos secos, crackers de pan, unos mini pretzeles, dados de queso, son fáciles de encontrar/transportar, os saciarán y son alimentos saludables y nutritivos. A mí me encantan los túperes con diferentes compartimentos donde puedes poner diferentes cosas y tenerlas todas juntas. 

Que no os de miedo volar, sin ninguna condición preexistente no debería haber ningún riesgo, siempre consultad vuestro médico si tenéis alguna duda o preocupación al respecto.

Ropa pantalones sueltos o leggins premamá son lo mejor, una camiseta suelta de manga larga y una chaqueta que se pueda abrir y cerrar fácilmente. La temperatura de los aviones puede ser muy inesperada, lo mismo sientes mucho frío que mucho calor, la clave es llevar capas y asegurarse que vais cómodas.

¡No dudéis en escribirme a @traveller.mum si tenéis alguna pregunta o duda con respecto a todo esto!

De 0 a 2 años

Empezamos por los más pequeños. De 0 a 2 posiblemente la mejor época para aprovechar a viajar todo lo que podáis pues toda compañía de vuelo os permitirá viajar con vuestro pequeño gratuitamente (Siempre hay que pagar una pequeña cantidad, pero en general la cifra es bastante pequeña. Por ejemplo, si queréis volar con Ryanair de España a Londres te cobran 25 como tarifa fija).

He de contaros un poco que tiene truco el hecho de que sea gratuito, pues no tendrá su propio asiento. Esto está muy bien hasta el ano pero más adelante plantearse volar con un peque de casi 2 años en tu regazo durante más de 2-3 horas puede llegar a ser un martirio, yo sí que os recomendaría que si viajáis solas compraseis un asiento para vuestro peque a partir del año si el viaje es de más de 2 horas de duración. A veces lo que os ahorráis, no compensa el esfuerzo que os va a suponer.

Mis peques han sido los dos muy activos desde que empezaron a caminar y necesitan movimiento y estimulación constante así que intentar mantenerlos en mi regazo más de 2 horas puede ser ¡misión imposible!

 Capazo o Cuna: Para vuelos largos muchas de ellas te facilitan un capazo, cuna o asiento reclinable adaptable que se engancha en la pared del avión para que vuestro bebe pueda dormir. Mirad el siguiente dibujo y fotos para haceros una idea de donde tendrán cuna los aviones ya que son muy pocos los asientos con ellas.  

Para vuelos largos con grandes compañías y aviones grandes en general todas ellas te facilitan una cuna para que tu bebe duerma, son unas cunas portátiles que se ajustan ancladas a la pared del avión en frente de tu asiento. Estas cunas/capazo son limitadas, ya que solo hay cierto número de asientos que te permiten ponerlas. Están genial porque en general estos asientos tienen un espacio mucho más amplio para estirar las piernas, suelen estar cerca de las azafatas y de los baños.

Si queréis saber dónde se sitúan las cunas en vuestro vuelo dirigiros a la siguiente página seatguru.com ahí, con solo introducir vuestro número de vuelos os dará toda la información sobre vuestro vuelo, asientos, número de pisos, plazas y un gráfico donde se pueden localizar las cunas.

Mirad el siguiente gráfico para que veáis la localización de las cunas en un avión.

Dependiendo de la compañía te lo facilitaran hasta diferentes edades que pueden ir desde 6 meses hasta 2 años. El peso y altura también juegan parte en esto pues muchas, independientemente de la edad, tienen un peso y/o altura máxima. Otra cosa muy diferente en cada una de ellas será cuando puedes solicitarla, que variará desde a la hora de reservar tu billete, como en la misma puerta del avión… ¡Un lío!

Mirad bien la tabla siguiente para ver edad/peso/altura/comentarios/compañía. Esta recopilación han sido unas cuantas horas de búsqueda exhaustiva y están actualizadas a fecha de hoy.

5. TABLA COMPAÑÍAS DE VUELO

Ya me diréis si creéis que se me ha escapado alguna o si tenéis alguna duda al respecto. Mandadme vuestros mensajes a Instagram @traveller.mum.

Ropa: A mí nunca me ha gustado llevar a los niños en pijama, aunque reconozco que para vuelos nocturnos y largos posiblemente sea lo más cómodo. Lleva ropa cómoda, que puedan tanto dormir en ella como estar sentados o arrastrarse por el suelo (que posiblemente lo hagan) y de colores oscuros o sufridos. Si vais a volar de noche, intenta que la hora de dormir sea lo más parecida a casa posible. Lavado de dientes, panal, cuento, mimos y abrazos, lo que normalmente hagáis.

Tendréis que llevar pañales suficientes para todo el vuelo. Yo la verdad es que dependiendo de donde vuele llevo pañales para más tiempo, pero en general y como mínimo llevad pañales suficientes para el vuelo y el primer día de vuestra estancia.

Snacks: Yo siempre llevo snacks para todo el día. Si vuestro peque es mayor de 6 meses y ya ha empezado a comer. Es de esperar que en situaciones nuevas o diferentes de las habituales tus peques coman peor por eso, picar algo cado dos horas o así puede que sea más fácil para ellos y para vosotros. podéis fácilmente llevar, al igual que durante el embarazo, cosas fácilmente transportables, manzanas, mandarinas, uvas., frutas secas como uvas pasas, mango, manzana, crackers y dados de queso. Verduras crudas como zanahoria o pepino o cocidas como judías verdes o brócoli, también son siempre buena opción. Huevos cocidos enteros y sin pelar. Crackers y frutos secos serán una opción segura también o incluso sándwiches de mantequilla de cacahuete y mermelada, algo duradero que pueda mantenerse a temperatura ambiente. Si todavía toman leche, llevad suficiente para todo el vuelo a no ser que os aseguréis que tienen leche en el avión.

En vuelos largos te facilitan fórmula y potitos si los necesitáis, pero solo tienen un par de ellos de cada tipo y no son los mejores en general. También podéis pedir que os den comida para niños ya más mayores, pero eso lo tendréis que solicitar por adelantado en muchas ocasiones. Yo siempre llevo algún pequeño capricho, como una barrita de chocolate negro, un chupachups… siempre está bien tener algo a mano, te puede salvar de muchos apuros.

Agua Llevad agua suficiente, es de conocimiento general que volar deshidrata. Para vuelos cortos con una botella de 1.5 litros será suficiente. Para vuelos largos, yo recomiendo una botella de 1.5 o 2 litros ya que siempre podéis pedirle a la azafata que os la llene, tener que depender de las azafatas para que os rellenen una botellita pequeña o un vaso de agua puede convertirse en algo muy tedioso ya que necesitareis aproximadamente un vaso de agua cada media hora. Os lo digo por experiencia, nadie quiere tener que llamar a alguien y esperar cada media hora en un vuelo de 7 horas por ejemplo…. ¡¡Eso son unas 14 veces y solo por agua!!

Entretenimiento Aunque a peques de esta edad es fácil entretenerles con cosas cotidianas, llevad 1 o 2 de sus juguetes y libros favoritos en vuestra mochila de mano. Esto les ayudará no solo a entretenerse si no a sentirse más seguros con cosas que conocen bien. Colorear o un librito de pegatinas también pueden ser muy buenas opciones.

De 2 a 5 años

Esta edad suele ser un poquito más compleja, pero a la vez más fácil. En general, ya no tendréis que llevar pañales, es más fácil razonar con ellos y se les puede mantener entretenidos con una peli, juegos o actividades por tiempos más largos. también tendrán su propio asiento lo cual hace las cosas más fáciles a la hora de estar sentados, o de dormir. Desde los 2 años en vuelos largos tendrán comida incluida, igual que los adultos, pero adaptada para niños. También en casi todos estos vuelos te darán un “activity pack” con cosas para mantener a tu peque entretenido durante el vuelo que suele venir bastante bien. ¡Ya me diréis que artículo que viniera en uno de estos packs os ha gustado más o servido durante más tiempo!

Lo mismo del apartado anterior se puede aplicar aquí para ropa, algo cómodo, pijama y uno o dos conjuntos de sobra en la mochila de mano.

Y lo mismo también para snacks y bebidas durante el vuelo. ¡Ir preparados es la clave para una alimentación sana y variada!

A esta edad es más fácil también mantenerlos entretenidos con actividades, libros, juegos y un poco de la oferta televisiva del avión. Llevad igualmente 1 o 2 de sus juguetes y libros favoritos, algo que abulte poco y les pueda entretener por un mayor tiempo posible.

Mayores de 5 años

A medida que se hacen mayores cada vez resultará más fácil volar con ellos, y podrán disfrutar de todas las facilidades y entretenimientos que se pueden disfrutar en un avión.

Libros, juegos, actividades y películas serán lo que más falta os haga y lo que más llevadero hará el pasar el rato. Aunque ya sean mayores y la probabilidad de accidentes sea mínima yo os aconsejo que llevéis un cambio de ropa igualmente.

El agua y snacks debería ser lo mismo que en para vosotros o niños más pequeños, Llevad cosas variadas y saludables y agua suficiente para el viaje.

Con esto terminamos por hoy. Creo que no me dejo nada, espero que todo lo que he escrito os ayude a planificar viajes que incluyan vuelos. Quiero que sepáis que puede ser una experiencia muy divertida y estimulante para toda la familia aunque en más de una ocasión os hará replantearos si realmente merece la pena el esfuerzo y el estrés.

Me encantaría que me contaseis vuestras experiencias volando, anécdotas o historias. No os olvidéis de seguirme en Instagram como @traveller.mum y repito, si tenéis alguna duda o creéis que me he olvidado algo, no dudéis en mandarme un mensaje.

Puedes leer nuestros artículos anteriores: CON LA VIDA A CUESTAS EN MOCHILA… ¡MOCHILA PORTABEBÉS! o MELBOURNE CON NIÑOS: 7 ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE

Sarai Vega: Madre aventurera experta en viajar por todo el mundo con sus 2 hijos y su casa a cuestas (o como viajar con lo basico) @mum_traveller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.