VIAJAR EN BICICLETA CON NIÑOS: RUTA POR BÉLGICA Y HOLANDA

LauraAVENTURAS, BICICLETA, DESTINOS, VIAJAR CON NIÑOSLeave a Comment

VIAJAR EN BICICLETA CON NIÑOS BELGICA Y HOLANDA

Viajar en bicicleta con niños es una experiencia muy enriquecedora para toda la familia. Es un reto físico, pero también implica viajar más lento, estar más en contacto con el camino, la naturaleza y todo lo que te rodea. En un viaje en bicicleta el recorrido es igual de importante o más que el destino, se disfruta al máximo. En este artículo te muestro cómo viajar en bicicleta con niños siguiendo una ruta por Bélgica y Holanda.

En el verano de 2018, cuando nuestro hijo Erik tenía apenas año y medio, nos dedicamos a pasar un mes recorriendo Bélgica y Holanda en bicicleta. Además, la mitad de los alojamientos fueron mediante la aplicación de Couchsurfing, quedándonos con familias locales e integrándonos en los lugares visitados aún más.

¿Por qué estos países son una buena opción? 

La principal razón es que no tienes que salir del carril bici en ningún momento, ¡es muy seguro ir en bicicleta!

La segunda razón, es que son países planos, el mayor desnivel que vas a encontrar es algún puente que cruce una carretera, por lo que no necesitas ser un profesional de la bicicleta.

Tercera razón: las distancias entre pueblos y ciudades son cortas, no tienes que hacer más de dos horas de bibicleta al día si no quieres, lo que hace que puedas diseñar el día a tu gusto, sin prisas, y adaptarlo completamente a los niños.

A continuación voy a contar el recorrido que hicimos y que recomiendo sin duda.

  1. PRIMERA PARADA: BRUSELAS.

El vuelo Madrid-Bruselas fue la opción más barata y la principal razón por la que empezamos el viaje por aquí. En Bruselas pasamos 3 días en un hotel, visitando esta bonita ciudad. El último día alquilamos las dos bicicletas y el carrito del niño, instalamos nuestras alforjas donde iba todo nuestro equipaje, y subimos las bicicletas al tren que nos llevaba a nuestra primera parada: Gante. La salida y entrada de Bruselas fue la única vez que escogimos utilizar el tren en lugar de desplazarnos en bicicleta, es una ciudad muy grande y no nos pareció seguro meternos en carretera con el carrito del peque.

  1. ¡COMIENZA LA AVENTURA! GANTE.

Gante es una ciudad increíble, 100% ciclable (como todo en Bélgica y Holanda). La mayoría de puntos destacados se encuentran en el centro histórico por lo que un paseo por sus cuidadas calles y canales es la mejor actividad.

En Gante vivimos la primera experiencia de Couchsurfing de este viaje.

¿Qué es Couchsurfing? Se trata de una aplicación para alojarte o alojar a viajeros de manera gratuita, simplemente se espera un intercambio cultural, y siempre son bienvenidos los detalles, como llevar algo típico de tu país o cocinar. Nosotros al viajar con poco equipaje, solíamos llevar algo comprado localmente o cocinar, aunque la mayoría de las familias ya nos recibían con la cena organizada y nos dejaban hacer poco. En la aplicación, abres un perfil con información completa y fotos, e irás teniendo valoraciones a medida que usas la aplicación. Para buscar alojamiento, puedes usar filtros: a nosotros nos funcionó muy bien el filtro de que acepten familias, ¡no hemos tenido malas experiencias!

En Gante nos alojamos con una familia con dos niñas pequeñas, nos dejaron el sofá-cama del salón, y pudimos disfrutar de una larga cena y muchas conversaciones interesantes acerca de viajes mientras los peques jugaban y socializaban a su manera.

En Gante tan sólo nos alojamos una noche, y continuamos nuestro recorrido en bicicleta hasta Brujas. Casi todo el recorrido está cerca de canales y ríos, ¡agua por todas partes! y siempre por carril bici.

  1. BRUJAS.

El centro de Brujas se encuentra amurallado y es precioso; Además es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También se pueden recorrer sus canales con barcas.

Aquí también nos quedamos con una familia con un bebé, nos dejaron una habitación con un par de colchones, y no sólo nos incluyeron en su cena, si no que nos llevaron a hacer turismo a la mañana siguiente y a merendar a un parque con todos sus amigos por la tarde. Realmente merece la pena alojarse con locales si quieres vivir los países desde dentro.

Además de lo evidentemente bonito que tiene la ciudad, pudimos disfrutar de parques y aire libre en el mismo centro. Y tanto niños como adultos disfrutarán de los maravillosos gofres y chocolates por toda Bélgica, no te lo puedes perder, se nota la diferencia.

  1. CRUZAMOS A HOLANDA. MIDDELBURG.

Tras dos días en Brujas, cruzamos a Middelburg, Holanda, en tan sólo 2-3 horas de bicicleta, y en este caso debemos tomar también un ferry. Si observas la ruta en un mapa, verás que cada vez estamos rodeados de más agua!

La ruta es increíble por si sola, pasando por zonas de playa, puentes sobre el mar, y finalmente el ferry.

Normalmente en un viaje en bicicleta por Bélgica y Holanda debes ir preparado para la lluvia, y así fuimos, pero el único día que nos llovió sin parar fué en esta etapa, y llegamos a casa de nuestros próximos anfitriones mojados como sopas y sin mucho que ofrecer. Fue otra experiencia increíble con Couchsurfing, la familia de la foto fue nuestra anfitriona en Middleburg, donde pudimos descansar, y salir con fuerzas renovadas a la mañana siguiente.

  1. BURGH HAAMSTEDE. SEROOSKERKE.

Nuestra siguiente parada, de nuevo atravesando canales y mar por todas partes, fue Burgh Haamstede. Aquí paramos a comprar comida, jugar en un parque e hicimos una breve visita en el centro de salud local por picadura de avispa(mi marido es alérgico y tuvimos que correr mucho, gracias a una señora encantadora, que nos acercó con su bicicleta en menos de 5 minutos). Como siempre, muy buenas experiencias con la gente local.

Pasamos la noche en un pequeño pueblo a las afueras de Burgh Haamstede, Serosskerke. Aquí nos alojamos mediante AirBnB en una pequeña casita. El pueblo tenía literalmente 5 casas, desde luego el lugar más tranquilo que pudimos encontrar para pasar la noche.

  1. MAASSLUIS.

Para nuestra próxima parada decidimos ir a una pequeña ciudad portuaria llamada Maassluis, para así evitar las grandes ciudades de La Haya y Rotterdam en nuestro camino hacia Amsterdam.

Maassluis fue una grata sorpresa, nos alojamos mediante Couchsurfing en un pequeño apartamento en el centro histórico con vistas al canal, y pudimos dar un breve paseo y disfrutar de la compañía de nuestra anfitriona, que era local y sabía mucho sobre la historia de su ciudad.

Para acceder a Maassluis también es necesario subir las bicicletas a un ferry, este ferry simplemente cruza el canal, tarda unos 5 minutos.

  1. LEIDEN.

Leiden es una ciudad universitaria, muy próxima a Ámsterdam y con mucha vida cultural. Al acercarnos más a zona urbana, parecía que la circulación con las bicicletas podía ser más complicada, o al menos no tan bonita, pero en absoluto, el camino seguía siendo increíble y cómodo.

Aquí también usamos nuestra querida aplicación de alojamiento Couchsurfing, y nos alojamos con una pareja Holandesa-Estadounidense con la que todavía tenemos contacto.

  1. AMSTERDAM.

La entrada en bici a la capital holandesa tampoco fue nada difícil. Aquí aparcamos las bicis por unos días y nos alojamos en un AirBnB para disfrutar bien de la ciudad y de amigos que también estaban por allí.

Amsterdam aparte de ser muy bonita y fácil de recorrer, tiene infinidad de cosas que hacer para todas las edades y presupuestos. Los parques infantiles nos sorprendieron muchísimo, realmente merece la pena hacerles una mención aparte. Nuestro parque infantil favorito dentro del centro de la ciudad fue Oosterpark.

No voy a nombrar todo lo que hacer en esta ciudad en este artículo, ya que hay guías y artículos mucho más completos y específicos sobre Amsterdam en familia. No obstante, quiero recomendar especialmente el Museo de Ciencias NEMO. Aunque no pagues la entrada al museo, puedes acceder al jardín que hay en el tejado del edificio, paraíso en un día caluroso con multitud de fuentes donde los niños pueden meterse, y cafetería/restaurante.

  1. UTRECHT.

Utrecht está a unas 2 horas en bicicleta desde el centro de Amsterdam, y como todo hasta ahora, tiene fácil acceso a través de carriles bici.

Es una ciudad universitaria con muchísima historia, y tuvimos la suerte de alojarnos con una familia en el centro de la ciudad que no solo nos acogieron de la mejor manera, si no que el padre de la familia era historiador y guía turístico y nos hizo una súper ruta por su ciudad.

Para disfrutar de Utrecht simplemente pasea por sus canales y calles peatonales. También es famoso por sus mercados al aire libre, el mercado textil por ejemplo, se celebra todos los sábados por la mañana desde hace más de 400 años.

Aquí descubrimos que se ofrecen parkings subterráneos para bicicletas con seguridad 24h GRATIS. Holanda y su cultura con las bicicletas no dejaba de sorprendernos.

  1. EN ALGÚN PUNTO ENTRE UTRECHT Y BREDA. NOCHE DE CAMPING.

Para ir desde Utrecht a Breda pasamos por la zona más rural hasta ahora, en la que era difícil encontrar un pueblo o ciudad, por lo que decidimos pasar la noche en un camping. Nos alojamos en un mini bungalow, muy cómodo para pasar una noche y seguir la ruta al día siguiente.

  1. BREDA.

Otra ciudad que no os podéis perder es Breda, con historia en cada edificio y muy fácil de pasear. Aquí nosotros no pudimos ver mucho, comenzamos los 3 con vómitos la noche anterior en el camping y llegamos al hotel de Breda a descansar y poco más.

Quiero recomendar un Parque de Atracciones muy bonito y familiar para pasar el día cerca de Breda: Parque Efteling. En esta ruta no pasamos por ahí, pero tengo muy buenos recuerdos de un viaje que hice con 14 años, y me parece el lugar perfecto para ir en familia.

  1. AMBERES.

Volvemos a Bélgica para disfrutar con calma de esta última parada: Amberes. El camino de Breda a Amberes se nos hizo bastante duro, todavía seguíamos enfermos del estómago y parecía que no íbamos a llegar nunca. Además, Amberes es una gran ciudad y atravesarla en bicicleta hasta nuestro siguiente alojamiento no fue tan fácil ni bonito. Bélgica también está muy adaptado a las bicicletas, pero después de Holanda, nos parecía más caótico.

En Amberes utilizamos Couchsurfing de nuevo, la App estrella del viaje junto con Google Maps. Nos alojamos en casa de una familia con un niño de la edad de nuestro hijo Erik, y nos dejaron hasta un carrito para recorrer la ciudad a nuestro gusto. Fueron 3 días muy tranquilos, aprovechamos para conocer esta maravillosa ciudad, su arquitectura flamenca, monumentos, parques infantiles y jardines.

En el centro de Amberes pudimos disfrutar de un tour gratuito, con el que entendimos mejor la ciudad y su historia, y aprendimos a disfrutarla aún más. (Free Walking Tour, disponibles en la mayoría de ciudades europeas).

Desde Amberes subimos las bicicletas al tren y regresamos a Bruselas, donde pudimos devolver las bicicletas en la propia estación de tren(donde las alquilamos). Desde aquí pasamos la última noche en un hotel del aeropuerto para regresar a casa a la mañana siguiente. Ha sido nuestro primer viaje largo en bicicleta, pero nos ha gustado mucho la experiencia y seguro que no será el último.

Es difícil encontrar países tan amigables con las bicicletas, pero la manera de descubrir el entorno que aporta este tipo de transporte hace que quieras repetir en cualquier lugar.

Espero que esta ruta y nuestra experiencia os anime a planear un viaje en bici en familia ¡Vale la pena!

Podéis leer mis otros artículos aquí:

Podéis leer otros artículos de Lía aquí:

Denver con niños en tres días. 

Ruta de 1 semana con otros sitios peculiares de Colorado. 

Ruta de 15 días por Colorado

Nuestra mudanza transatlántica para vivir en Estados Unidos gracias al programa de Profesores Visitantes.

También puedes escucharme en el episodio de Maternidad Viajera sobre Aire libre en otoño.

Somos Lia, Juanlu y Erik, familia española viviendo y trabajando desde 2019 en Colorado, EEUU. Somos unos apasionados por los viajes, la naturaleza, y cualquier actividad al aire libre que nos permita disfrutar del tiempo en familia, aprender y añadir nuevas vivencias a la mochila. Puedes seguir nuestra aventura americana y mucho más en mi cuenta de Instagram: @lia.enverde Podéis encontrar información sobre mi nuevo emprendimiento en el área de la salud y el bienestar con Arbonne en mi cuenta de Instagram, y en mi link

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA GRATUÍTA AQUÍ PARA NO PERDERTE NINGÚN NUEVO ARTÍCULO O NOTICIA. SÍGUENOS PARA INSPIRACIÓN DIARIA EN NUESTRO INSTAGRAM

Anímate a unirte a nuestra COMUNIDAD. Perteneciendo al Club te ofrecemos: 🎧Podcast exclusivo 🏂Talleres mensuales para aprender sobre temas de salidas, deporte, naturaleza y viajes. 📃 Plataforma con actividades imprimibles, retos, propuestas.▶️ Historias exclusivas en instagram 🔗 Decisión y creación del contenido 🔜 Descuentos exclusivos en webs de material, equipamiento y regalos al aire libre (cada vez más) ▶Visualización del podcast Maternidad viajera en vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.