OTOÑO CON NIÑOS, 5 ACTIVIDADES EN EL BOSQUE Y 5 RECOMENDACIONES PARA DISFRUTARLO

LauraAVENTURAS, OTOÑO, SENDERISMO1 Comment

Otoño, una de las estaciones del año más queridas y más odiadas a partes iguales… Ha terminado el verano y ya han pasado las ansiadas vacaciones. Volvemos a la rutina, los días se acortan y empieza el frío… pero tenemos un espectáculo de frutos y colores en la naturaleza que estimula los sentidos y da mucho juego, especialmente a los más pequeños. Si no lo ves así… te propongo 5 actividades para enamorarte (si no lo estás) del otoño con niños.

Bajan las temperaturas, pero no hay excusa para no acercarse a la naturaleza. El bosque nos proporciona mil posibilidades de juego que os animo a practicar y a experimentar porque la base de estas propuestas es salir de excursión en familia, a buscar material.

MANDALAS DE BOSQUE

La naturaleza está llena de formas, colores y texturas diferentes que estimulan los sentidos y se convierten en piezas ideales para crear nuestra propia mandala.

Esta actividad empieza casi de imprevisto: buscando, explorando, recogiendo de forma aleatoria aquellos materiales que captan nuestra atención, que nos parecen curiosos o que encontramos repetidos: hojas, piedras, frutos, ramitas, bellotas, flores… Esta primera fase de búsqueda y recolección puede durar el tiempo que consideréis. 

Una vez agrupados todos los elementos deseados, pasamos a la fase creativa y de concentración: la construcción de la mandala. La forma, el tamaño y los colores dependen de los materiales que tengamos disponibles. Es una creación totalmente libre, dejándonos llevar, y cualquier resultado será bueno. Lo más importante es disfrutar del proceso y la observación que representa seleccionar y recoger los materiales para, después, recomponerlos en otra forma; diferente a su origen, pero igualmente bonita. 

LAS MIL CARAS DE LAS HOJAS 

Recoger hojas y otros elementos naturales, cuál búsqueda de un tesoro, es una actividad que dará mucho juego con los peques y seguro que les encantará. ¿Y qué hacer con estos materiales? Entre muchas otras cosas… ¡máscaras!

La cuenta de Instagram @thomasalm3ida es una fuente de inspiración inacabable de manualidades con elementos naturales y, una de sus propuestas, son las máscaras realizadas con hojas de diferentes formas y colores que dan un resultado que bien podría parecer una máscara veneciana natural. 

¿Y qué necesitamos para crear nuestras máscaras venecianas naturales?

  • Hojas de diferentes tamaños, formas y colores y otros elementos naturales
  • Cartulina
  • Cola de barra (para que la puedan manipular los peques)
  • Pinchos de madera largos o gomas elásticas
  • Tijeras

El proceso de elaboración es muy fácil: A partir de los materiales que habréis recogido, podéis decidir qué forma va a tener vuestra máscara. La gracia es combinar los colores y las formas para crear elementos reconocibles, pero también se aceptan propuestas abstractas ;). Estas hojas se pegan con la cola de barra sobre la cartulina para darles cuerpo y, una vez se hayan secado, recortamos la forma que queremos y le ponemos el pincho de madera o la goma para sujetar la máscara y poder cubrirnos la cara.

Si quieres descubrir más manualidades e inspiración en especial de otoño con niños, no dejes de visitar y seguir a @thomasalm3ida en Instagram, ¡es una pasada!

Imágenes de @thomasalm3ida

¡CHARCOS DE BARRO!

Lo hacen Pepa y George… ¡y queremos hacerlo nosotros! Las botas de agua no son solo unos zapatos, ¡son un elemento de juego! Celebrar la lluvia, salir a buscar los charcos, experimentar probando cómo son de hondos y… ¡saltar!

¿Qué os parece si toda la familia participa de un buen rato saltando en los charcos? Además, puede ser un momento muy fotográfico 😉 Algo que normalmente es difícil de permitir, se convierte en una actividad familiar. ¡Los peques van a alucinar!

¿CONSTRUIMOS NUESTRA CABAÑA?

Esconderse, aislarse, socializarse, protegerse… construir cabañas y buscar cobijo es algo que muchos seres vivos realizamos en nuestro entorno, cada uno según nuestras posibilidades o características. 

Para los niños, especialmente entre los 5 y los 13 años, es algo mágico. Un juego que les permite desarrollar su imaginación a la vez que practican la toma de decisiones, el trabajo en equipo, la socialización, la búsqueda de materiales y de soluciones…

En el bosque disponemos de muchas oportunidades y posibilidades para construir nuestra propia cabaña: espacios naturales muy fáciles de acondicionar, troncos que permiten empezar una cabaña desde cero, ramas con hojas para construir un buen tejado… Al igual que en todas las actividades, lo más importante será disfrutar del proceso de creación en familia y del juego que, una vez construida, los niños y las niñas, van a desarrollar dentro de su nueva choza.

Y si el tiempo es malo y no podemos ir al bosque… ¡Podemos crear nuestras propias cabañas en casa! 

BUSCAMOS FRUTOS

Un ejercicio genial para mostrar a los peques la evolución de los frutos del bosque, enseñarles a valorarlos y animarles a buscarlos porque, muchas veces, ¡se esconden! Setas, castañas, moras… Ver dónde y cómo nacen, observar los diferentes puntos de maduración, olerlos, ser conscientes que debemos recogerlos con cuidado y que no todos son comestibles… y, una vez en casa, pensar qué podemos hacer con ellos: una tarta, mermelada, helado, el acompañamiento de un plato principal, una manualidad… En mayor o menor grado, los peques siempre pueden ayudarnos en las elaboraciones.

El proceso es emocionante, ¡disfrutar del final es perfecto!

Si te fijas, la combinación de las cinco actividades es un gran estímulo para los cinco sentidos: ver y observar los colores y las formas en el bosque; tocar las diferentes texturas que tienen los troncos, las piedras, las hojas…; escuchar como crujen las hojas a nuestros pasos, como salpica el agua cuando saltamos en un charco o el canto de aquel pájaro que intentaremos descubrir entre las hojas del árbol…; oler la humedad, las setas, la tierra, las plantas aromáticas; y degustar los frutos que hemos recogido nosotros mismos en el bosque. Si lo juntamos con el contacto y el cariño de familia y amigos… ¿Qué estímulos nos faltan?

El bosque es un gran estímulo natural para los sentidos: ver y observar colores y formas; oler la humedad, las setas, la tierra, las plantas aromáticas…; escuchar crujir las hojas a nuestros pasos; tocar las diferentes texturas de los troncos, las piedras, las hojas…; y saborear los frutos que nosotros mismos podemos recoger… junto al contacto y al cariño de familia y amigos, ¿qué estímulos nos faltan?

5 RECOMENDACIONES PARA DISFRUTAR DEL BOSQUE EN OTOÑO CON NIÑOS

Otoño es una época cambiante a nivel meteorológico, por este motivo es importante tener en cuenta estos 5 tips para hacer pequeñas excursiones en el bosque con niños pequeños:

  1. ¡Como cebollas! Sí, es la época de vestirnos con capas de ropa; la mejor opción para adaptarnos a un tiempo y a temperaturas cambiantes. Un chubasquero o canguro que nos resguarde de la lluvia y la humedad será muy útil para evitar que el frío nos entre en el cuerpo. Además, es época de lluvias y esta pieza seguro que será muy versátil.
  2. Alimentación, siempre de temporada: en otoño podemos encontrarnos con días grises y con frío. El tipo de comida que ingerimos también nos puede ayudar a pasarlos mejor: la naturaleza es sabia y nos proporciona los alimentos más adecuados en cada época. Por este motivo, en otoño, tenemos frutos secos y alimentos algo más calóricos que nos aportan calor al cuerpo. Si salimos de excursión, además de comer antes de empezar a caminar, podemos meter en la mochila: frutos secos -que, además, son muy fáciles de llevar porque no se dañan ni se deterioran-, fruta de temporada -manzanas, mandarinas, granada, higos, uvas…-, pasas y dátiles… y no te olvides una cantimplora con agua.
  3. Material de apoyo: No necesitamos mucho más que los elementos naturales del bosque pero, si planificas una actividad concreta, quizás debas llevar algo de material complementario: cestas, bolsas, cuerdas, guantes, tijeras, botas de agua, prismáticos…
  4. Controla las horas (y la temperatura): parece obvio, pero es importante recordar que, en otoño, la temperatura a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde suele ser baja y no son los mejores momentos para salir al bosque o a la montaña con niños pequeños. Lo mejor: aprovechar las horas de sol, que nos dará algo de calor, especialmente al mediodía. Y si el tiempo es malo… guardar la actividad para otro día; es importante que la experiencia sea agradable.
  5. Adapta la ruta: no tenemos que ir muy lejos para encontrar naturaleza y elementos de otoño. Lo mejor es adaptar la excursión a la edad y a las circunstancias de los peques. Ten en cuenta que, si son muy pequeños, lo importante para ellos no es la meta, sino el camino. En un pequeño recorrido podemos encontrar mil motivaciones que hagan que una pequeña excursión ¡se convierta en una aventura apasionante!

En un pequeño recorrido podemos encontrar mil motivaciones que hagan que una pequeña excursión ¡se convierta en una aventura apasionante!

¿Qué te parecen estas propuestas? ¿Te animas a salir al bosque en otoño?

Si publicas tu excursión en Instagram y nos etiquetas (@viatjantsobrerodes) ¡nos encantará descubrir cómo disfrutáis de esta época!

Laia es madre de una intensa e imperfecta familia de cinco que viaja sobre ruedas en autocaravana descubriendo, conociendo y disfrutando de cada momento. El aire libre y el contacto con la naturaleza de su entorno rural (en un pueblo de Catalunya) les proporciona los espacios perfectos donde poder estar en continuo movimiento. Les encanta estar en la montaña, pero también les encontrarás entre olas, en la ciudad, en museos y actividades culturales. Puedes seguir sus aventuras en Instagram: @viatjantsobrerodes

 

One Comment on “OTOÑO CON NIÑOS, 5 ACTIVIDADES EN EL BOSQUE Y 5 RECOMENDACIONES PARA DISFRUTARLO”

  1. A nuestros ojos una familia perfecta! Anotadas todas las actividades. Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.